Etiquetado como: Olivo

Enfermedades del Olivo

El Olivar es productor de aceite y aceitunas.  Es un cultivo de gran importancia a nivel comercial, porque es un cultivo que genera gran cantidad de población activa en el campo laboral.

Las enfermedades causan anormalidades y daños que reducen el valor económico de los cultivos, por lo que es necesario reconocerlas correctamente, así como el momento oportuno para poder controlarlas.

En el artículo de hoy se presentarán las enfermedades más importantes del olivo y sus principales síntomas para identificarlas, así como las prácticas más comunes para prevenirlas o controlarlas efectivamente.

Repilo

También se conoce la enfermedad por los nombres vivillo o caída de hojas. Es causada  por el hongo Fusicladium oleagineum. El hongo afecta fundamentalmente a las hojas de los olivos, aunque ataca también al pedúnculo de las aceitunas o a los frutos.

Se considera la enfermedad más grave y más extendida que ataca al olivar. Ocasiona importantes defoliaciones que van debilitando la planta y disminuyen su productividad. La enfermedad puede propagarse todo el año.

Síntomas de la enfermedad

El síntoma más característico es la aparición en el haz o cara superior de la hoja, de manchas circulares de tamaño variable con el centro verdoso.

Inicialmente las lesiones son de color oscuro, al poco tiempo se rodean de un halo amarillento y la zona central toma una tonalidad amarilla, en otoño – invierno el halo no suele aparecer pero si en primavera. Posteriormente vuelve a oscurecerse, cuando se  desarrollan sobre ella las estructuras del hongo.

En ocasiones la lesión presenta un tono blanquecino. Como consecuencia de las lesiones foliares se caen las hojas, en especial las bajeras. Cuando la lesión se localiza en el pedúnculo del fruto, se cae junto a un trozo del pedúnculo.

Condiciones que favorecen el desarrollo de la enfermedad

  • Requiere de humedad abundante, por lo que la enfermedad es más común en zonas bajas y en las proximidades de los arroyos y ríos.
  • La primavera y el otoño son las épocas de mayor incidencia
  • Fuertes lluvias que impactan a la planta

Medidas de control

 

  • Eliminar las hojas caídas y las hojas afectadas que permanecen en el árbol.
  • Realizar poda al cultivo para favorecer la aireación de la planta
  • Aplicar tratamientos preventivos con aplicaciones antes de las lluvias con productos a base de cobre.
  • El tratamiento químico debe realizarse al final del verano o a principios de otoño y a final del invierno. Los tratamientos deben mojar bien toda la superficie foliar sobre todo las partes bajas donde se acumula la humedad. Algunos productos recomendados son Captan, Mancozeb, Oxido cuproso, Difenoconazol.

 

Emplomado o Repilo Plomizo

Es una enfermedad producida por el hongo Pseudocercospora Cladosporioides, es una de las dos principales enfermedades foliares del olivo, al igual que el repilo común, causa grandes defoliaciones a la planta.

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas consisten en manchas cloróticas, amarillentas, algunas de las cuales posteriormente se necrosan.

En el envés o cara inferior de las hojas se observan manchas difusas, pulverulentas y de color grisáceo o plomizo, debido a las estructuras reproductivas del hongo, que le dan nombre a la enfermedad.

En los frutos aparecen manchas circulares algo deprimidas de color variable tendiente a pardo y salpicadas de puntos negros. Cuando la enfermedad es severa se produce la defoliación de la planta.

 

Condiciones que favorecen el desarrollo de la enfermedad

  • La mayor incidencia de la enfermedad se presenta en otoño y primavera.
  • Alta humedad relativa y fuertes lluvias.

Medidas de control

  • Las medidas de control son muy similares a las realizadas para el Repilo común.
  • Aplicar tratamientos preventivos con productos a base de cobre
  • Cuando está avanzada la enfermedad es necesaria la aplicación de productos sistémicos.

Aceitunas jabonosas

La enfermedad es ocasionada por el hongo Colletotrichum spp, es de gran interés en zonas con altas precipitaciones.

Ocasiona podredumbre de frutos y desecación de hojas y ramas. El aceite elaborado con frutos afectados presenta alteraciones en el color, elevada acidez y mala calidad organoléptica.

Síntomas de la enfermedad

Ataca principalmente a los frutos, se observan lesiones redondeadas, deprimidas, de color pardo que van creciendo y se unen y generan una podredumbre parcial o total en el fruto.

Cuando la humedad es alta, se observan círculos concéntricos sobre las lesiones (estructuras del hongo), producen una sustancia gelatinosa color salmón- pardo, al final los frutos se momifican y permanecen en el árbol.

En condiciones muy favorables para la enfermedad se presenta amarillamiento de las hojas y/o manchas necróticas iniciando desde los bordes, con puntos negros y hacia el verano se caen.

Se puede presentar también desecamiento y muerte de ramas jóvenes y ramilletes florales.

Condiciones que favorecen el desarrollo de la enfermedad

Lluvias abundantes

Medidas de control

  • Eliminar frutos momificados, son fuente de inóculo para la siguiente temporada
  • Monitorear la plantación, principalmente entre envero y cosecha, para detectar podredumbre en frutos.
  • Realizar la poda para favorecer la ventilación de los árboles y reducir la humedad en la planta.
  • Si se encuentran frutos con síntomas, si es posible, adelantar la cosecha, en especial cuando la variedades muy susceptibles a la enfermedad.

 

Marchitez o Verticilosis Del Olivo

Es una de las principales enfermedades a nivel mundial. Es producida por Verticillium Dahliae, ocasiona reducción en el crecimiento y puede ocasionar la muerte de la planta.

Síntomas de la enfermedad

Muerte rápida en ramas o planta. Hay pérdida del color verde intenso de las hojas en los extremos de las ramas. Luego toman  color marrón claro y se curvan hacia adentro, sin caerse de la rama.

La planta se debilita, hay una severa defoliación en sectores de la planta, la inflorescencia se momifica y muere. Quedan algunas hojas verdes en los extremos de las ramas. La madera adquiere color púrpura con lesiones necróticas levemente deprimidas.

Condiciones que favorecen el desarrollo de la enfermedad

  • Permanencia de restos de ramas enfermas y frutos momificados.
  • Alta humedad

Medidas de control

  • Iniciar las plantaciones con plantas sanas.
  • Realizar fertilización y riego balanceados.
  • Podar y quemar fuera del monte las ramas afectadas, para evitar
  • la dispersión del inóculo.

Conclusiones

Con los métodos adecuados de laboreo, abonado y poda, obtendremos más y mejores producciones en el olivar.  Las condiciones precisas para tener éxito contra las  enfermedades de los cultivos son:

  • Averiguar la verdadera causa del daño, realizar las prácticas más adecuadas en el momento preciso y oportuno.
  • Mantener tu olivar limpio, aireado y libre de plagas.

Debes tener presente que la mejor forma de combatir las enfermedades es tomando las prevenciones adecuadas. Es más económico y saludable prevenir que curar.

 

Fuentes

 

Molina de la Rosa, J., Jiménez, B., Ruiz, F., García, F., et al. (2017). Técnicas de cultivo: plagas y enfermedades del olivo. Sevilla: Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural: Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera. Agricultura. Formación. D.L.: SE 660-2017. Sevilla, España. www.juntadeandalucia.es>publica

 

Trapero, A. (   )  Enfermedades del olivo: Diagnóstico, Etiología, Epidemiología y Control. “Olivar y Aceite de Oliva”. IX Foro INIA de colaboración público-privada. INIA. Universidad de Córdova.

Www.sp.inia.es>ponencias

 

Chávez, D. y Arata A. (2004). Control de Plagas y Enfermedades en el cultivo del olivo. Desco- Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo. Programa regional sur. Málaga, Perú

www.descosur.org.pe.manual003

 

Leoni, C., Conde, P., Paullier, J et al. (2013). Manual para la identificación de las principales enfermedades y plagas del olivo. Instituto nacional de investigación agropecuaria (INIA). Boletín de divulgación N° 102. ISBN: 978-9974-38-358-6. ISSN: 1510-7396. Depósito legal: 363.329 Uruguay.